¿Es posible la reactivación de PEMEX?

Petróleos Mexicanos (PEMEX) una de las mayores petroleras del mundo, atraviesa momentos muy difíciles a causa de la disminución de los precios internacionales del petróleo y las duras restricciones del gobierno, factores que han incidido notoriamente en su situación financiera y operativa.

Previo a la Reforma Energética, el marco normativo propiciaba que la principal obligación sea el suministro nacional, lo que ocasionaba atender mercados no rentables, la inversión y gasto no obedecían al requerimiento del negocio, desincentivaba la toma de decisiones óptimas para el negocio dadas las responsabilidades a las que eran sujetos los trabajadores de la empresa, la legislación de adquisiciones priorizaba precio sobre valor final, endeudamiento desproporcionado respecto al desempeño económico, existían obligaciones laborales extensas con baja productividad (beneficios superiores a los de la ley), falta de captura de ventajas competitivas en materia laboral y gestión inflexible de la dimensión de recursos humanos. Dado el esquema de negocio, todas las inversiones y riesgos los asumía PEMEX.

Como una forma de alivianar esta situación, el Director General de PEMEX, Jorge Antonio González Anaya, amparado en el artículo 46 de la Ley de Petróleos Mexicanos presentó al Consejo de Administración el “Plan de Negocios de PEMEX y sus Empresas Productivas  Subsidiarias 2016 – 2020”, basado en el nuevo entorno y marco legal, con la expectativa de encaminar las operaciones hacia la generación de valor.

En dicho documento se plantea como instrumento de política pública esfuerzos focalizados hacia mercados rentables, en la transición se pretende negociar el suministro de mercados no rentables con el reconocimiento de costos de atención, el presupuesto de ahora en más dependerá  de la economía nacional, es decir, ya no existe un presupuesto de operación e inversión aprobado sino que se sujeta a PEMEX a metas de balance operativo y financiero, las cuales se establecen con base en el balance de las cuentas del gobierno. Se instaura un régimen de responsabilidades y mecanismos de adquisición más flexibles, debido a la aplicación de las Disposiciones Generales de Contratación, se tiene la fijación de metas de balance financiero, se determina un nivel de deuda que responda a la capacidad de financiamiento.

En cuanto a las obligaciones laborales extensas con baja productividad, se crea un ambiente más propicio para tomar decisiones que dejen a PEMEX adaptarse a las nuevas condiciones. Como nuevo esquema de negocio se abren posibilidades para ir en alianza en todas las actividades, capturando beneficios como diversificación de riesgos, obtener know-how y capital.

Para superar la crisis financiera y alcanzar la situación deseada, el Plan de Negocios se centrará en cuatro objetivos estratégicos:

  1. Incrementar reservas con criterios de sustentabilidad y costos.
  2. Extraer hidrocarburos con costos competitivos y aprovechando las alternativas fiscales del nuevo marco regulatorio.
  3. Enfocar la comercialización de productos y servicios en mercados objetivo.
  4. Mejorar la eficiencia de actividades y operaciones en la cadena de valor de transformación industrial.

Las acciones a efectuarse en el corto plazo se centran principalmente en tres focos del negocio:

  • Exploración: Prioridad en aguas someras y áreas terrestres, incorporación de tecnología y mejores prácticas mediante alianzas;
  • Producción: Ligeros y pesados en aguas someras y áreas terrestres, desarrollo de shale con mecanismos independientes, alineación de incentivos de desarrollo de gas no asociado en cuencas del sureste;
  • Transformación Industrial: Enfoque en el cliente y mercados objetivo, eficiencias en toda la cadena de valor, reconocimiento de costos, alternativas de materia prima y proyectos de reconfiguración y calidad con alianzas.

Los principales directrices del Plan de Negocios dan a conocer el nuevo rumbo de Petróleos Mexicanos (PEMEX) como Empresa Productiva mediante sus objetivos estratégicos que reflejan la estrategia institucional y aprovecha las ventajas que ofrece la Reforma Energética para competir con éxito en las nuevas condiciones de la industria.

Análisis del plan de negocios 2016-2020 de PEMEX

El director general de Pemex, en cumplimiento del artículo 46, numeral III, presentó el Plan de Negocios 2016-2020 de Petróleos Mexicanos y sus organizaciones subsidiarias al Consejo de Administración según lo dicta el artículo 14 de la misma ley. En reuniones llevadas a cabo con el Comité de Estrategia e Inversiones, el cual es el encargado de analizar la situación operativa, legal y económica de la empresa, obteniendo un estudio del ambiente general y las condiciones operacionales para conocer si este plan se adapta a la situación actual que presenta la empresa, con la finalidad de disminuir los riesgos estratégicos y comerciales que implica.

Para el año 2014 la Pemex registró volúmenes de producción de hidrocarburos similares a los obtenidos por empresas internacionales, no obstante, la organización presenta actualmente un patrimonio con valores negativos, esto fue originado principalmente por dos razones, los elevados costos en la exploración y producción, sumado a las altas tasas de impuestos y derechos; el proceso de obtener derivados es más costoso que los ingresos obtenidos. Cabe destacar que un nuevo entorno (generado por una reforma planteada) y disposiciones legales para la operación de Petróleos Mexicanos, ofrecen un camino más viable para la obtención de beneficios fiscales más positivos.

Con la finalidad de dirigir los esfuerzos hacia un camino de progreso y desarrollo positivo de la empresa es necesario cumplir con una serie de objetivo estratégicos, los cuales fueron el resultado de extensos análisis sobre la situación actual de la organización, estos objetivos son los siguientes:

Incrementar reservas con criterios de sustentabilidad y costos competitivos, garantizar la cantidad de reservas probadas y mantener su estabilidad.
Extraer hidrocarburos con costos competitivos y aprovechando las alternativas fiscales del nuevo marco regulatorio, mejorar la forma en que se producen los hidrocarburos, con la finalidad de alargar la vida útil de los pozos.
Enfocar la comercialización de productos y servicios en mercados objetivo, establecer criterios para seleccionar mercados rentables y crear estrategias para posicionar la Pemex.
Optimizar las actividades y operaciones en la cadena de valor de transformación industrial, crear infraestructura más óptima y funcional, aumentando la confiabilidad y productividad de las mismas.

Estrategias a ser desarrolladas por Pemex.
Para lograr el cumplimiento de los objetivos trazados es necesario desarrollar una serie de pasos previamente estudiados, su éxito dependerá de muchos factores que deben ser vigilados cuidadosamente, para corregir el rumbo de la estrategia en cualquier momento, entre estas tácticas se encuentran:

Objetivo estratégico 1.
– Fortalecer la eficiencia y rentabilidad en el desempeño exploratorio.
– Consolidar la captura de valor en las áreas asignadas a Pemex.
– Asegurar la caracterización y delimitación de nuevos descubrimientos.
– Fortalecer el portafolio de exploración mediante el acceso a nuevas áreas.

Objetivo estratégico 2.
– Incrementar eficiencia operativa mediante la incorporación de mejores prácticas.
– Optimizar portafolio y maximizar su valor a través de farm out, devoluciones, migraciones, aprovechar marco regulatorio para acceder a términos fiscales competitivos, y optimizar la asignación de capital.
– Reactivar pozos y acelerar desarrollo de campos.
– Incrementar factores de recuperación en campos productores.
– Relanzar Chicontepec con un nuevo paradigma de negocios.
– Acelerar exploración y desarrollo de aceite y gas en lutitas.
– Capturar Campos Estratégicos; a través de rondas de licitación, farm-ins y potenciales adquisiciones.

Objetivo estratégico 3
– Atender mercados objetivo de petrolíferos, gas LP y gas natural mediante modificaciones, reconfiguraciones y ampliaciones de infraestructura vía alianzas.
– Desarrollar la comercialización y mercados de Productos y Combustibles Industriales: Gas Natural, gas LP, Líquidos de gas y petroquímicos.
– Desarrollar la comercialización y mercados de Combustibles de Transporte: gasolinas, diesel y turbosina.

Objetivo estratégico 4
– Incrementar la eficiencia operativa, al mejorar el desempeño en la confiabilidad, la operación y en la productividad laboral; así como en la ejecución de proyectos de modernización de infraestructura en el Sistema Nacional de Refinación y en el Complejo Petroquímico Cangrejera.
– Incrementar la eficiencia operativa, al mejorar mediante el incremento del desempeño en la confiabilidad, la operación y en la productividad laboral; así como en la ejecución de proyectos de modernización de infraestructura en los complejos procesadores de gas.
– Desincorporación de activos no rentables e improductivos.

Cada una de estas estrategias, diseñadas para cubrir las etapas relacionadas al negocio de exploración y producción de hidrocarburos, así como la generación de sus derivados, fueron concebidas para guiar a Pemex hacia un camino positivo, mejorando su situación actual. Sin embargo, cada etapa de la cadena de valor está sometida a una serie de riesgos, que deben ser seguidos con detalle, con el fin de evitar que causen efectos negativos en el cumplimiento de las tareas necesarias para alcanzar los objetivos previamente señalados.