PEMEX en conversaciones con posibles socios para aguas profundas

El Golfo de México es el hogar de importantes reservas de aguas profundas, especialmente del lado mexicano. La zona ha sido cerrada a las empresas extranjeras en los últimos 75 años, pero gracias a la Reforma Energética, la apertura del sector apoyará la inversión tanto en actividades de exploración y extracción, como de transformación de hidrocarburos, petroquímica, transporte y almacenamiento, así como de generación eléctrica.

Los principales productores de petróleo y gas, hoy en día están rastreando continuamente nuevas empresas e inversiones en nuevos países. Los precios del petróleo han disminuido por un período prolongado, forzando a estas empresas a protegerse a sí mismos mediante la adición de nuevas reservas.

Por esa razón, Petróleos Mexicanos (PEMEX) en medio de un recorte presupuestal, está en conversaciones con varias de las grandes compañías petroleras sobre el desarrollo conjunto de yacimientos en aguas profundas en el Golfo de México. De acuerdo con declaraciones a la prensa el día viernes 20 de mayo de 2016, las conversaciones están en curso con Chevron Corp, Exxon Mobil Corp y Total SA.

Cabe destacar que la empresa estatal mexicana no posee la tecnología sofisticada para profundizar y extraer el petróleo que está muy por debajo de la superficie de la tierra. Además de las empresas mencionadas en el párrafo anterior, PEMEX también está en discusiones con Statoil ASA para examinar si las grandes petroleras tienen oportunidades de asociarse con ella para trabajar en conjunto y desarrollar reservas de crudo.

Según informó Nymia Almeida desde Nueva York, Directora de la calificadora Moody’s considera que cualquier acuerdo es mejor que ninguno en este momento, inclusive si comienza de a poco.

El Director de Comunicación de Statoil ASA, Hakon Fonseca Nordang, declinó hacer comentarios, arguyendo que Statoil y Petróleos Mexicanos han tenido por varios años un Acuerdo General de Cooperación que incluye intercambios en investigación y tecnología entre las dos compañías. Tanto Scott Silverstri como Isabel Ordoñez, voceros de Exxon y Chevron, rehusaron hacer declaraciones.
La Comisión Nacional de Hidrocarburos (CNF) ha ratificado que la sesión para la presentación de propuestas de la Cuarta Convocatoria de la Ronda Uno, donde se licitarán campos de aguas profundas y ultra profundas para empresas privadas por primera vez en suelo mexicano, será el 5 de diciembre de este año, acorde a lo adelantado por el Presidente Enrique Peña Nieto. Se tiene previsto que genere inversiones por 44 mil millones de dólares (mdd), asimismo se proyectó licitar 10 de éstas áreas contractuales en la zona de Perdido, cerca de la frontera marítima con los Estados Unidos, así como en Cuenca Salina.

Preliminarmente Iván Sandrea, ejecutivo de Sierra Oil & Gas, indicó que existen indicios técnicos de que en los campos de hidrocarburos situados en aguas profundas del Golfo de México se halle más gas que petróleo. Del mismo modo, existe un gran potencial en los campos no convencionales, tanto líquido como gas y las condiciones geológicas son competitivas.

El setenta y seis por ciento (76%) de los recursos petroleros provenientes del país, están ubicados en aguas profundas, de acuerdo a lo señalado por el titular de la Secretaría de Energía – Pedro Joaquín Coldwell. La petrolera mexicana, Statoil, Chevron y Exxon están entre las 16 compañías que están en el proceso de calificar para presentar ofertas en la licitación de la cuarta convocatoria de la ronda uno.
En sesión extraordinaria para la modificación de las bases de la licitación, se especificó que será el 5 de diciembre de 2016 cuando las empresas que ya están inscritas como: Atlantic Rim, BHP Billiton, BP, Chevron, Exxon Mobil, Hess, Shell, Statoil y Total Hess, NBL México, Shell y Statoil ASA podrán presentar sus propuestas económicas.

Alianzas estratégicas celebradas por PEMEX

Pemex en la búsqueda de lograr resolver su situación financiera actual, ha puesto a la orden sus activos, con el objetivo de firmar acuerdos estratégicos con organizaciones nacionales o internacionales, esto con la finalidad de lograr aumentar campo, comentaba un portavoz de la empresa.

En la actualidad Petróleos Mexicanos cuenta con una gran cantidad de activos, dentro de los cuales se encuentran: más de 20 mil kilómetros de tuberías, seis refinerías, 77 terminales, nueve complejos procesadores de gas y cuatro complejos petroquímicos, Alejandro Martínez (director en transformación industrial), indica que dichos activos se encuentran totalmente disponibles para establecer alianzas estratégicas con organizaciones privadas, con la finalidad de cubrir y expandir las operaciones de la estatal petrolera.

Los bajos precios del petróleo generados por la sobreoferta existente en el mercado han generado que el año 2016 sea muy difícil para este importante sector energético, el año 2017 se vislumbra igual de complicado, sin embargo, existen algunas oportunidades de inversiones cuyo objetivo principal es el de aumentar los derivados, disminuir la cantidad de productos residuales y obtener márgenes de refinación adecuados, en la actualidad la mitad de las refinerías presentan altos niveles de producción de coque.

Algunas de las alianzas estratégicas más relevantes establecidas por Pemex se muestran a continuación:

Alianza con Sempra International para formar Gasoductos de Chihuahua, con una participación de un 50%, este proyecto inicio operaciones en el año 1997 por un tiempo indefinido y en la actualidad se encuentra activo, realizando operaciones de construcción y rehabilitación de gasoductos.
Durante el período del 2009 al 2014, se establecieron una serie de acuerdos con la trasnacional Schlumberger, creando la Schlumberger off services, estos convenios comprendían la colaboración en materia de educación, entrenamiento, tecnología y científica, con la finalidad de capacitar al personal encargado de llevar a cabo operaciones relacionadas a la exploración y producción de crudo costa afuera.

En los años comprendidos entre 2011-2016 se estableció un convenio denominado Cooperation Technique Mexique, para cubrir las áreas de investigación, recursos humanos y avances tecnológicos, siendo de gran provecho para las actividades de exploración de hidrocarburos.
En conjunto con la BP Exploration Operating Company, LTD, Pemex firmo un acuerdo para realizar estudios mancomunados para analizar estrategias y tecnologías para las actividades de exploración y producción de hidrocarburos en aguas profundas.

Para el año 1968 se firmó un acuerdo entre Pemex y Schlumberger, creándose la Compañía Mexicana de Exploraciones, con una participación de 60% por parte de Petróleos Mexicanos y 40% Schlumberger, con un tiempo de vigencia permanente y actualmente en operaciones.

En el año 2013 nació una alianza entre Mexichem y Pemex, llamada Pemex-Mexichem, el acuerdo consiste en que Petróleos Mexicanos aporta los terrenos pertenecientes al complejo petroquímico de Pajaritos, ubicado en Coatzacoalcos, y Mexichem suma el capital para llevar a cabo operaciones de obtención de derivados químicos del petróleo. Esta alianza se firmó de manera indefinida y actualmente se encuentra activa.

Desde el año 2015 la empresa productora de plásticos Alpek está estudiando establecer una alianza con Pemex, para producir glicol de etileno, este proyecto representaría una inversión de 1500 millones de dólares. Los usos principales del glicol de etileno son: anticongelante, compuesto para el poliéster y difusor de calor.

Tomás González Sada, lidera la firma Cydsa, la cual cuenta con dos contratos que se encargan del almacenamiento subterráneo de gas licuado de petróleo (GLP), junto con Pemex. Estos contratos contemplan la construcción de cavernas con capacidad para almacenar 1.8 millones de barriles de petróleo, lo cual abre las puertas para analizar oportunidades de generar nuevos negocios que generen beneficios para ambas compañías.

De esta manera y a través del establecimiento y celebración de acuerdos y convenios, la estatal Petróleos Mexicanos, aumenta los niveles de inversión en las operaciones relacionadas a la exploración, producción, refinación y comercialización de hidrocarburos y sus derivados, con el objetivo de generar mayor confianza externa en sus actividades y elevar sus ingresos fiscales, apuntando a la estabilización de la situación económica que presenta actualmente la empresa.